El subdesarrollo en Guatemala

Como nunca antes, nuestra generación ha tenido la oportunidad de generar riqueza.  La expectativa de vida ha mejorado y el bienestar de la raza humana cuenta con condiciones favorables que no había podido alcanzar con anterioridad. Pese a esto, la realidad de muchas personas parece estar distante de lo mencionado al principio de este párrafo.  Los contrastes reales que se presentan de una clase social a otra es motivo más que suficiente para no creer lo dicho con anterioridad.

A pesar del surgimiento de elementos como la tecnología, inteligencia artificial y otros elmentos que han buscado facilitar y acelerar los procesos de crecimiento económico en el mundo, lo cierto del caso es que la realidad económica de las mayorías sigue siendo deplorable.

El desempleo crece, la insatisfacción popular ante la forma de hacer política aumenta y el desafío de lograr un bienestar estable parece imposible de vencer. Estudios han revelado que, por primera vez en muchos años, la siguiente generación tendrá menos ingresos y es probable que viva menos que la anterior. 

Si a todos estos elementos le sumamos el incremento de la pérdida de una moral que guíe el comportamiento humano y que está expuesta a tantas oportunidades y recursos al alcance de un “clic” nos topamos con medios que mal informan, netcenters al servicios de los corruptos y ladrones. La credibilidad social es escaza, pues los diferentes secotres dudan entre sí de las intenciones genuinas por lograr cambios a favor de todos. 

Guatemala cumplió en este 2019, 34 años de apertura democrática en la que, si bien han sucedido cosas favorables, los sinsabores que hemos vivido han afectado de tal forma al pueblo que hoy nos encontramos ante una democacia debilitada y altamente cuestionada. El subdesarrollo en el que nuestro país se encuentra no tiene su fundamento en los recursos o la generación de los mismos, sino en el mal manejo que se ha hecho de ellos desde el subdersarrollo político del que aún no hemos salido.

Así es.  El problema de fondo de nuestro subdesarrollo no radica en la economía, falta de oportunidades, violencia o desempleo.  Estos y otros elementos que consideramos subdesarrollo son consecuencias de algo más profundo: la mala intención que se ha tenido para gobernar y la mediocridad de aquellos que han llegado a esferas de poder.  Nuestro problema no se resuleve atacando las consecuencias, aunque es necesario hacer algo allí de manera urgente a fin de buscar rescatar la credibilidad y confianza del pueblo.  El punto de acción debe estar donde el problema surge: en la tiranía egoísta bajo la que hemos sido gobernados en los últimos años.

Guatemala posee todo lo necesario par levantarse, para surgir como ua nación donde bajo la buena administración de sus recursos, tengamos resultados de satisfacción y beneficio para todos. Para ello es necesario hacer un frente común ante la corrupción y la mala administración.  Se necesita crear modelos de desarrollo incluyentes. Se necesita quitarle el poder a los incapaces y delincuentes. El reto es grande, pero no imposible de cumplirVivimos en una época privilegiada. Sí, a pesar de los sinsabores y los grandes desafíos que atravesamos. En medio de las dificultades climáticas con las que vivimos. A pesar de los numerosos índices numéricos que son capaces de aterrar a cualquiera.  Vivimos en una época privilegiada.

Acerca de Dionisio Gutiérrez

El Dr. Gutiérrez posee una Licenciatura en Administración de Empresas, una Maestría en Gerencia Internacional y Finanzas y un Doctorado Summa Cum Laude en Ciencias Políticas y Sociología, otorgado por la Universidad Pontificia de Salamanca. Fue Presidente Corporativo de CMI, Corporación Multi-Inversiones, por 33 años. CMI es una empresa multinacional incorporada en 1902 con más de treinta mil colaboradores y presencia en tres continentes. El Dr. Gutiérrez fue Presidente de la Cámara de la Libre Empresa, fue Director de la Asociación de Gerentes, Director de la Cámara de Comercio, Director del Banco de Occidente y Vicepresidente del Banco Reformador en Guatemala. Además, el Dr. Gutiérrez fue Director General de Libre Encuentro, programa de televisión que, hasta finales de 2010 y por 20 años, condujo análisis, entrevistas y debates sobre problemas sociales, económicos y políticos del mundo, con énfasis en América Latina. Actualmente, el Dr. Gutiérrez es Presidente de la Fundación Libertad y Desarrollo, es miembro del Consejo de Administración de CMI y miembro del Comité de Fiduciarios de la Universidad Francisco Marroquín. Participa en varios tanques de pensamiento e imparte conferencias sobre los valores de la libertad, la democracia y el desarrollo. Desde la apertura democrática en América Central durante los años 80’, el Dr. Gutiérrez ha tenido una participación relevante en los momentos críticos de la región, y sigue activo como un intelectual comprometido con la libertad, la democracia y el desarrollo de América Latina.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s